Ercole Lissardi - Linke revisitada -

En el número 2 de ñácate, la revista de la école lacanniene de psychanalyse, que acaba de aparecer, encuentro La mujer desnuda, artículo en el que José Assandri propone una esclarecedora relectura de la primera novela de Armonía Somers, uno de los clásicos indiscutibles de nuestra literatura, texto a la vez transparente y críptico que sigue desafiando nuestra capacidad hermenéutica.



La interpretación de Assandri -que descarta discreta pero firmemente tanto la lectura feminista como la lectura freudiana banal, a las que recurriera nuestra crítica literaria- comienza por devolver su verdadera dimensión al enigma de la autodecapitación de Rebeca Linke con que se abre el relato. En efecto, no es más que un preámbulo cuya función es "desnudar" espiritualmente al personaje, desinscribirlo de toda referencia cultural y social, convertirlo en "nada" para que mejor cumpla con su misión de revelar la verdadera naturaleza del rebaño humano.


¿Qué pasa cuando La-mujer-desnuda aterriza entre sus prójimos los humanos? ¿Qué provoca en ellos su desnudez? "Si bien desnuda -dice Assandri- tiene que ver con la intención de Rebeca Linke de retornar a la naturaleza, al Paraíso perdido, no se trata exclusivamente en su desnudo de un cuerpo al natural, ni de la seducción que podría generar la imagen de una mujer desnuda (...). Desnuda tiene como función develar lo que en Somersville (nota: así -con el nombre del chalet de Somers en Pinamar- bautiza Assandri al pueblito sin nombre del relato) está detrás del velo, desnudar la trama sexual que habita al pueblo ocultando el deseo, y desnudar en cada uno de sus habitantes su insatisfacción". Luego, redondeando la idea en lenguaje lacaniano, Assandri agrega: "La incidencia del deseo, suscitada por la castración que convoca en cada uno la presencia de La-mujer-desnuda, nos permite ubicarla como una emergencia del falo (...), opera como un falo, como un falo andante en el que cada uno ve su falta".


Particularmente interesante me resultó el apartado Sexuación del artículo de Assandri, donde analiza, en la perspectiva de las relaciones de género, el impacto de la aparición en "Somersville" de La-mujer-desnuda. "Maldita y delicada -dice Assandri- La-mujer-desnuda provoca que los deseos y los goces se conjuguen de tal forma que los géneros se trastoquen. Al ocupar el lugar central del pueblo produce tales desequilibrios que ya no es tan fácil dirimir si hombre y mujer o lo que sea, nacen o se hacen, se consumen o son consumidos".


El texto de Somers sin duda seguirá despertando la tentación de la interpretación. Está en su naturaleza, entre ingenua y hermética. Cualquier nuevo intento de interpretación desde el psicoanálisis deberá partir de los lúcidos apuntes que desde la solidez de la teoría aporta Assandri.




Este artículo se publicó originalmente en El diario de un erotómano, Montevideo Portal: http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_31430_1.html

(5/11/2009)



El texto comentado se halla disponible en: http://www.revistanacate.com/revista/numero-2/